Tarika Shadilia El Maestro Sílsila Su enseñanza Islam - Sufismo Hutbas Publicaciones Foro - Blog Actividades Contacto
Esta Tárika Shadilía, instalada en el Valle de Ricote, fué en su día                                                                                                                                                                                                                     
Tarika Shadilía de Murcia (Valle Ricote)
                                                                                                                     
Antes de que se derrumben mezquitas y minaretes no habrá muchos derviches alrededor. Hasta que la fe se convierta en “herejía” y la herejía en fe, nadie será musulmán.
                              Rumi.
La elección de un método inteligente de comportamiento ha de elevar la percepción de la existencia, proponer metas alcanzables de felicidad y armonía, y ser coherente con el total de la dimensión humana. Sin renunciar a una saludable y necesaria concepción festiva de la vida. Esta elección suele ofrecer alguna que otra dificultad derivada de la relatividad de nuestras conceptos y etiquetas, dificultad que hacemos extensiva a los presupuestos y convencionalismos tradicionales que mantenemos firmemente arraigados.
confirmada por tres Maestros Norteafricanos.... continua >>>
© 2016 Tarika Shadilia - Murcia - España.
abdala@tarikashadilia.es
Curso de Islam - PDF
El Pensamiento Sufi
contador de visitas
contador visitas
[Traduire le site au français] [Translate the site into English]
Se dice que, en cierta ocasión un conocido de Sócrates, el filósofo griego, se acercó a él para comentarle lo siguiente; ¿Sabes de qué me enteré sobre fulano?. Antes de escuchar el comentario, Sócrates dijo; "espera un momento, pasemos lo que me quieres comentar por lo que yo llamo el triple filtro"
Primero; ¿estás seguro de que el comentario es totalmente cierto? El conocido reconoció que no tenía la seguridad, tan sólo lo oyó decir a otros.
En segundo lugar, preguntó Sócrates, ¿lo que me quieres decir sobre fulano es algo bueno?. ¡No, no! respondió el otro, en absoluto, más bien es lo contrario. Entonces, dijo Sócrates, el comentario es malo y no tienes constancia personal de su veracidad.
La tercera cuestión es esta otra; ¿lo que quieres decirme es bueno para mí? Pues no lo creo, tan sólo te informo de un comentario que circula.
Sócrates concluyó; Si no tienes evidencia personal de tu comentario, ni es algo bueno, ni me beneficia en nada pero perjudica a la otra persona, ¿por qué querría yo saberlo?
Esta enseñanza atribuida a Sócrates es una constante en las tradiciones originales del Islam.